Nadia Roselló Skeppe

Cerrar |

Se licenció en Derecho por la Universidad de Barcelona y en la actualidad está colegiada en el ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE LES ILLES BALEARS, atendiendo con carácter permanente, en la delegación de ARBITRIUM ADVOCATS de IBIZA. Nadia ha realizado múltiples cursos de especialización, como Congreso de Ciencias Penales XXI, Community Manager, o estrategias de afrontamiento psicológicas, aunque su gran vocación es el derecho de familia, motivo por el que realizó un profundo estudio respecto “al interés del menor en la guarda y custodia compartida”.

La vocación de Nadia por el derecho de familia, nace por experiencias vividas en primera persona, cuando comprendió que la actuación profesional de un buen abogado especialista en la materia, puede evitar consecuencias muy duras, para los más vulnerables en una separación, como son los hijos menores, y fue consciente de la necesidad de garantizar mediante el abogado, el Juez y el Fiscal, la protección de los menores, en base al principio “favor filii”.

La combinación entre su gran vocación jurídica y el habla de 5 idiomas entre los que destacan el Catalán, Castellano, Inglés, Sueco y nivel básico de Alemán, es el motivo de que múltiples residentes extranjeros de la Isla de Ibiza, requieran de los servicios de Nadia, en asuntos de índole civil, penal, laboral, mercantil o bien de familia.

El interés de Nadia en formar parte del equipo de ARBITRIUM ADVOCATS, muy a pesar de interesantes propuestas recibidas, por parte de otros despachos de la Isla, ha sido la plena identificación de su perfil, con los principios y valores de ARBITRIUM y las profesionales que integran el despacho, entre los que destacan la lealtad, vocación, profesionalidad, transparencia, proximidad, perseverancia, dinamismo y juventud.

No hay mejor frase para describir la profesionalidad de Nadia, que una de las citas de Aristóteles, sobre el que, hace ya unos cuantos años, esta abogada realizo un estudio de su filosofía: “Somos lo que hacemos día a día, de modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito”.